Saltar al contenido

Cómo Hacer Un Jardín Vertical Artificial

jardin vertical con palets

Estás pensando en decorar tu casa con un jardín vertical? No te lo pienses, los jardines artificiales son tendencia en decoración de interiores y exteriores. Es una gran opción para dar un toque verde a tu hogar y, al mismo tiempo, hacerlo único. Te explicaremos las opciones que tienes y lo que debes tener en cuenta.

Decora con un jardín artificial

Los jardines artificiales son alternativas válidas, lo que permite ahorrar en mantenimiento. Tiene múltiples combinaciones de plantas y tipos de césped artificial y el resultado final es increíble. Tienen una apariencia completamente natural, evitas gastar agua, el costo de instalación es mucho menor y, además, tienes la ventaja de que no atraen a los insectos.

Jardines Artificiales Verticales Interiores

Las alternativas para uso en interiores son variadas. Por ejemplo, puedes utilizarlos para separar las habitaciones de un salón-comedor, se verán muy bien y, además, podrás elegir las plantas o el césped que mejor encajen con tu decoración.

Otra opción para interiores es situarlos en la cocina, conseguirás un ambiente muy agradable, la sensación que dan es increíble, ya que parecerá que tu cocina ha sido sacada de una revista.

Jardines Artificiales Exteriores

También existen diferentes opciones para su uso al aire libre y todos ellos te ofrecen un resultado final muy bonito. Por ejemplo, puede utilizarlos para decorar una terraza o un pequeño balcón. Tendrás un toque verde muy interesante y si los combinas con madera, el resultado será asombroso.

Colocarlo en una pared de casa es también una alternativa muy llamativa, puedes hacerlo del tamaño que quieras y elegir las plantas que más te gusten. Tu casa estará a la última moda.

La Instalación de Jardines Verticales Artificiales: la nueva tendencia en decoración del espacio

En la última década, la necesidad de un entorno más natural puede haber llevado a grandes hoteles, edificios, centros comerciales e incluso restaurantes a añadir jardines verticales artificiales a sus instalaciones, a disfrutar de sus espacios, a dar un toque más natural a su entorno y a ofrecer un bello paisaje que se puede disfrutar a diario, sin altos costes de mantenimiento.

jardin vertical interior

Ventajas de los Jardines Verticales

Resistencia y durabilidad: los materiales de alta calidad con los que están fabricados proporcionan una alta resistencia y protección contra la luz solar, sin afectar al color. También resiste las bajas temperaturas y la lluvia, lo que le permite tener una larga vida útil.

Ahorro de recursos: no es necesario realizar una instalación de riego. No es necesario gastar este precioso recurso.

Ahorra dinero: los jardines verticales artificiales no necesitan mucho mantenimiento, sólo hay que eliminar el polvo que se acumula día tras día y que se puede solucionar mediante una limpieza periódica. No es necesario reemplazar las plantas cuando mueren.

Salud: no alberga ningún tipo de insectos o bacterias que puedan afectar la salud de las personas que comparten estos espacios. Además, pueden aislar el ruido molesto del exterior y reducir las altas temperaturas, proporcionando un ambiente más fresco y silencioso, muy adecuado para las personas que pasan por la zona diariamente.

Decoración: estos jardines permiten ocultar espacios por razones estéticas, ya sea por el desgaste de la pintura, conductos expuestos o imperfecciones en paredes o fachadas interiores. Son como un gran tapiz de plantas artificiales que mejora la calidad del aire al filtrar el polvo y embellecer los espacios abiertos.

Siéntete libre de pensarlo dos veces y añade un relajante toque verde a tu espacio que reduzca tu estrés con un jardín verde artificial.

Cómo Empezar con la Última Tendencia de Jardín Vertical

Nuestros consejos para lograr un resultado espectacular con tu jardín vertical están pensados para hacer tanto una instalación con plantas y elementos naturales, como para un jardín artificial vertical, ósea, cuando las condiciones ambientales no son muy propicias para lo natural y decides no renunciar a ese toque verde utilizando plantas y follaje artificiales. Solo tienes que obviar algunos pasos.

Decide Qué Tipo de Jardín Quieres

Hay muchas variedades diferentes de jardines verticales para elegir. Una opción fácil es un jardín estilo contenedor, lo que significa que las plantas en maceta se adhieren a una pared o se exhiben en filas, o que las jardineras se apilan.

Otro es un jardín de “bolsillo”, con plantas metidas en bolsillos hechos de fieltro o lona. Los jardines verticales también se pueden cultivar en una jardinera grande de plástico o madera con ranuras o paneles, o en palets de madera reciclada por lo que ocasionalmente se utiliza malla metálica para evitar que la tierra se derrame. En los palets de madera, la tela de jardinería se grapa en la parte posterior, en la parte inferior y en los lados del pallet. El interior de la palet está completamente lleno de tierra, y las plantas crecen en las aberturas de las lamas.

Piensa en la Ubicación

Un jardín vertical puede ir a cualquier parte, ya sea en el interior o en el exterior. Deja que el tipo de exposición al sol que las plantas necesitarán determine dónde colocar el jardín. Por ejemplo, si estás planeando incluir plantas suculentas como los cactus, elige un espacio que tenga “media exposición”, en lugar de plena sombra o pleno sol.

Algunos de los contenedores disponibles son modulares, por lo que puedes colgarlos en el exterior durante el verano y llevarlos al interior durante el invierno”.

Elige tus Plantas

Además de las suculentas, puedes intentar cultivar hierbas, vegetales, variedades de arrastre como el filodendro, plantas perennes nativas (plantas o flores que se cultivan naturalmente en ciertas regiones) y helechos.

Ten en cuenta la “flexibilidad” de las plantas ya que las está cultivando verticalmente. Prueba las plantas herbáceas más que las leñosas, porque las herbáceas son un poco más flexibles en la forma en que caen. Las variedades leñosas, como los árboles, arbustos o enredaderas, tienen tallos rígidos y de madera, de modo que crecen paralelos al suelo y sobresalen en lugar de fluir hacia abajo.

Por otro lado, las plantas herbáceas, como las flores y los helechos, tienen tallos suaves y verdes, con lo que tienen una caída natural adecuada para un jardín vertical.

Mezclar Plantas con el Mismo Hábito

En general, querrás elegir plantas con las mismas necesidades, cuidados y tasa de crecimiento. Cuando combinas plantas con diferentes velocidades de desarrollo, por ejemplo, una que tiene un crecimiento lento al lado de otra con un crecimiento más rápido; la clase más agresiva va a tomar el control y sombrear la otra.

Comienza con lo Básico de la Siembra

La recomendación básica es usar tierra para macetas, es clave. Los jardines verticales se secan rápidamente, la tierra de la maceta ayuda a retener el agua y la humedad.

Otro factor importante es la gravedad, que atrae el agua hacia abajo, las plantas que no necesitan tanta agua se recomiendan para la parte superior del jardín, ya que esa parte se seca rápidamente, coloca las plantas que requieren más riego en la parte inferior de la instalación.

Comenzando el Jardín

Si estás usando un palet de madera o un contenedor con paneles, debes cultivar las plantas horizontalmente durante unas semanas para permitir que las raíces se establezcan y ayudar a reafirmar la base en su lugar. Si plantas verticalmente primero, ten en cuenta que las raíces aún tienen que crecer.

La mejor alternativa es plantar en plano al principio y luego levantar la instalación, la planta hace el trabajo. También puedes elevar lentamente el contenedor a una posición vertical en el transcurso de unas semanas para asegurar el jardín.

Considera Usar un Sistema de Riego por Goteo

Al principio, el jardín vertical podría necesitar más mantenimiento que un jardín normal en el suelo. Estas paredes vivas son más compactas y, por lo tanto, tienen menos tierra, por lo que es posible que sea necesario regarlas con más frecuencia. El riego puede ser complicado y cuanto más grande sea la pared viva, más recomendable es incorporar el riego por goteo.

Estos sistemas de goteo van desde los más sofisticados con mangueras y temporizadores hasta los más básicos en los que los agujeros en el fondo de las macetas o bolsillos permiten que el agua gotee. También puedes usar una regadera como lo haría con los recipientes, pero asegurándose siempre de que el agua se distribuya uniformemente.

Ten a Mano Plantas de Recambio

Por supuesto, algunos plantas se extinguirán, es posible que pierdas un par de plantas, así que tendrás agujeros y empezará a verse feo. Te aconsejamos guardar algunos extras como reemplazo, para cubrir rápidamente las bajas. Esto es especialmente fácil si tienes un jardín estilo contenedor donde hay más de una separación entre las plantas.

Esperamos que nuestra lista de consejos básicos sobre cómo hacer un jardín vertical artificial sean útiles para arrancar con tu proyecto verde y darle un nuevo look a tu hogar.